En Francia se comen muchos crepes en la Fiesta de la Candelaria como parte de la tradición. Y se pueden distinguir dos platos parecidos: las crepes  hechos con harina de trigo reservados a los dulces y las galettes elaboradas con trigo sarraceno reservadas a rellenos salados. Para hacerlos de una forma u otra sólo tienes que añadir o azúcar o sal y luego rellenarlos con lo que te apetezca.

Los ingredientes para hacer los crepes son:

125 gramos de harina de trigo
1/4 de litro de leche entera (250 ml)
2 huevos grandes
25 gramos de mantequilla sin sal
1 pizca de sal

Prepararlo no te quitará mucho tiempo: Coge un bol y pon la harina con los huevos. Mezcla un poco y luego echa 25 gramos de mantequilla derretida y una pizca de sal sin dejar de remover.
Poco a poco vas añadiendo la leche hasta que quede una mezcla homogénea y cuando esté déjala reposar 30 minutos.
Eso es todo, ahora sólo falta decidir si los quieres hacer dulces o salados.  Si los vas a hacer dulces añade 1 cucharada de azúcar y mezcla bien  y si los vas a hacer salados puedes añadir una pizca más de sal y alguna hierba fresca picada.

Cuando ya tengas todo mezclado, pon en una sartén un trocito de mantequilla a fuego lento. Cuando se derrita echa un poco de la masa y espárcela para que se extienda por todo el fondo. Déjala que se dore durante un minuto y luego dale la vuelta con una espátula.

Una vez tengas todos los crepes hecho sólo tendrás que rellenarlos con lo que más te guste:

Si los quieres dulces lo mejor es chocolate con fresas y plátano, mantequilla con mermelada, caramelo con frutos rojos, nata con fresas y chocolate…

Si los prefieres salados hay muchas opciones: queso con membrillo, jamón york y queso, ensalada con tomate y pepino, aguacate…

 

Elige el dulce o el salado, las dos están muy ricas

Fotos de google