El chocolate a la taza es más propio del invierno, pero a fecha de hoy sigue habiendo gente a la que le gusta levantarse los domingos con una taza bien calentita de chocolate para endulzar su mañana. Los ingredientes para hacerlo y que salga muy cremoso y delicioso son:

600 gr de chocolate fondant (70% de cacao)

50 g de mantequilla

125 g de azúcar

900 ml de leche

300 ml de nata líquida para cocinar

El chocolate a la taza no tiene mucho misterio, pero se deben seguir todos los pasos para que salga a la perfección con esa textura ligera y a la vez esponjosa. Primero debes poner la nata, la leche, la mantequilla, el azúcar y el chocolate todo troceado en una olla a fuego medio-bajo.

Seguidamente empieza a remover hasta que  se derrita todo y se mezcle bien. Cuando esté todo bien mezclado deja que reduzca hasta que se haga la espesor que más te guste.

Lo último que te queda es probar si está en su punto de azúcar y servirlo en tazas acompañados de unos exquisitos churros recién hechos.

El mejor truco para tomártelo bien calentito es hacer el chocolate mientras tu pareja va a comprar los churros. Para cuando lo tengas hecho y él haya vuelto podréis disfrutar de un buen desayuno.