Esta serie de obras llamadas Syrian Museum pretende llamar la atención sobre la crisis por la que pasa el país de Oriente Próximo y, como dice su autor, sobre “la falta de empatía y de acciones efectivas para los actos de terrorismo y de desastres humanitarios alrededor del mundo”.

Obras de Goya, Klimt, Van Gogh, Dalí, Munch y muchos otros artistas están montadas sobre el lienzo de la destrucción de la guerra; obras muy significativas al mismo tiempo que cargadas de significado.

Ya sea con uno de los besos más famosos de la historia del arte o con el grito más aterrador, el arte y la sociedad claman contra la guerra.

 

Información y fotos extraídas de: www.elespanol.com / www.t13.cl / www.monitordeoriente.com / www.mundo.sputniknews.com