Este bizcocho es de café y leche condensada es perfecto. Un café que se endulza con la leche y que conserva su olor aromático. Su mejor acompañante es el azúcar glas.

140 gr de leche condensada
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
250 gr de harina
16 gr de levadura
3 huevos
250 ml de café natural intenso

Los pasos son tan sencillos que no te creerás que se haga tan rápido. Lo primero de todo y seguro que ya lo sabías es precalentar el horno a 180ºC para tenerlo listo cuando esté la masa hecha.

Bate la leche condensada con los huevos y añade la mantequilla y el café mientras sigues batiendo. Luego añade la harina y la levadura y remueve hasta conseguir una masa homogénea.

Ahora pon la mezcla en el molde que quieras y métela al horno durante 50 minutos. Mientras se hace olerás cada vez más fuerte al café intenso y cuando esté listo sácalo y déjalo reposar un rato. Espolvoréalo con azúcar glas.

Comparte esta receta