Para los que son celiacos sabrán que es una intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y posiblemente avena y eso no debe de ser un impedimento para tu viaje. Lo primero que tienes que tener claro es que a la hora de organizar un viaje localices en esa zona las tiendas donde venden alimentos sin gluten así como los restaurantes. Por si acaso llevar siempre en la maleta algún snack.

Si se viaja en avión hay que avisar a la tripulación de la intolerancia que padeces para que tengan alimentos aptos para ti, libres de gluten. También debes informarte de si ofrecen menús para celíacos en el hotel donde te hospedes, si no encuentras ninguno, se puede optar por un apartamento o apartahotel con cocina.

Lo mejor para organizar el viaje es contactar con una agencia especialista en viajes para celiacos que te dé toda la información necesaria para viajar sin problemas de alimentación.

Es recomendable instalarte la aplicación FACEmovil, de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España que permite planificar los viajes de una forma fácil y segura.

 

Y lo más importante, visita a tu médico antes de embarcarte en tu viaje para que te aconseje sobre lo que puedes comer.

No te pongas límites por la intolerancia

Fotos de Ellahoy