El quesillo de yogur es un postre tradicional venezolano que principalmente tiene leche condensada. Es como el flan de toda la vida español con huevo y leche, pero este lleva yogur y la leche es condensada.

Los venezolanos lo sirven como postre o como acompañamiento de las tartas de cumpleaños. Su ingredientes sólo son tres: 3 yemas de huevo, 250gr de yogur natural o griego sin azúcar y 200 gr de leche condensada.

Primero tienes que batir los huevos y mezclarlo junto a la leche condensada y los yogures naturales hasta dejar una masa líquida en un bol.

Posteriormente hay que ponerlo al baño maría para que el quesillo cuaje y comprobarlo con un palillo para ver si está hecho por dentro. Dejar enfriar antes de servir.

Seguro que te gustará

 

Cocina tu mismo este sencillo postre

 

Fotos de La Bioguía