Si lo normal es desayunar fuerte, comer normal y cenar poco, en España se hace completamente al revés y esto es algo que no entienden el resto de países. En el nuestro al igual que en cualquier otro nos encanta comer, pero no como en el resto. Para nosotros cualquier ocasión es buena para sentarse a picar algo con una cerveza en mano. Una de las costumbres que muchos países no comparten es la tapa gratis con la bebida, ya sean frutos secos, queso, patatas… y en otros sitios como en Andalucía son más que platos pequeños, puedes hasta comer sólo con una caña-tapa.

Otra costumbre por excelencia es la de comer churros después de una noche larga de fiesta. Muchos defienden que es la mejor forma de irse a dormir y de combatir la resaca del día siguiente y otros apuntan a que después de una noche de alcohol desenfrenada lo mejor es ibuprofeno y a la cama.

El pan lo utilizamos para todo, como cuchara, como plato, sean las 3, las 4, 5 o 6. Prácticamente comemos más pan que comida normal y en la mesa nunca puede faltar para untar o mojar en salsas.

La hora de cenar puede ser eterna. En media Europa a las 20h ya han cenado. En EE.UU o el Reino Unido a las 19h y en España la cena vive en un limbo temporal, a las 20:30 h, a las 21 h, a las 21:30 h, a las 22 h o incluso 23:30.

La siesta para los españoles es una segunda noche porque si pueden se quedan durmiendo horas y luego llega el momento de la noche y no se acuestan hasta las mil.

Todas estas costumbres y muchas más son las que el resto de países no entienden. Ellos son más cuadriculados.

Si sabes alguna costumbre más que sólo hagamos los españoles comparte

Fotos de google