Estas actividades además de ayudarte con tu estado mental, también son buenos para sobrellevar las cargas diarias. Son sólo diez minutos al día y te aseguramos que funciona: La primera actividad es situarse mediante tres pasos: Hay que repetirse en voz alta una serie de cosas, empezando por dar gracias a quien lo merezca que te haya ayudado a afrontar algún problema, enfocar los objetivos a seguir y visualizar cómo quieres que se desarrolle el día.

El segundo paso es leer para seguir formándote tanto profesional como personalemnte y escribir ya que es la mejor manera de aprender de las cosas que te suceden además de expresar lo que sientes y desahogarnos. Todo esto te ayudará a autocriticarte sobre tu trabajo para mejorar.

Haz 20 inspiraciones y espiraciones profundas al levantarte y al acostarte. Date duchas de agua fría puesto que ayuda a la recuperación física, mejora el rendimiento cognitivo y te fortalece mentalmente.

Sé útil para alguien, ayúdale si lo necesita y aporta ideas o da consejos. Haz ejercicio aunque sólo sean 10 minutos y márcate un objetivo para el día siguiente.

No es dificil adaptar estas actividades a tu vida, por eso no tienes excusas para llevarlas a cabo.

Si te acostumbras a hacerlo, notarás mucha diferencia