La intoxicación alimentaria sucede cuando uno ingiere alimento o agua que contiene bacterias, parásitos, virus o toxinas producidos por estos microorganismos. Los huevos por ejemplo y sus derivados han provocado en el último año el 23% de intoxicaciones por eso es recomendable asegurarse bien de qué tipo de huevos consumes.

El pescado también es un alimento que si se come sobretodo crudo como el sushi puede llegar a alcanzar el 9% de intoxicaciones al año.Al igual que el marisco pero en menor medida por la concentración de bacterias.

En los últimos años han aumentado las intoxicaciones por comer vegetales que causan brotes víricos

Y por último el pollo con un 5% de intoxicaciones anuales por la salmonella o campylobacter.

Ten cuidado con lo que comes