Pulpower News

Fibra óptica o ADSL: ¿quién da más?

A la hora de dar el salto a la fibra óptica, son muchos los usuarios que se preguntan si realmente vale la pena pasarse a esta tecnología y pagar más por una conexión más rápida. Y esto es lo que vamos a tratar aquí.

Durante los últimos años se ha producido en España un imparable ascenso del uso de la fibra óptica como principal vía de conexión a Internet desde casa, ganando terreno al ADSL. Es más, los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) apuntan que las líneas de fibra aumentaron en casi 118.000 en nuestro país, superando los 8,6 millones en enero de 2019. Por su parte, las líneas de ADSL y cable experimentaron un bajón según este mismo i

nforme.

Entre los principales factores que están favoreciendo que los españoles se decanten por la fi

bra óptica, están: una mejora en la velocidad, la posibilidad de una conexión simétrica que permite equiparar la velocidad de subida con la de descarga, una mayor estabilidad en la conexión y, lo más importante, la equiparación de precios por parte de las operadoras.

¿Merece la pena contratar fibra óptica?

Hay una cosa que está clara y es que los usuarios nos mostramos satisfechos con las tarifas

más veloces. Gracias a nuestra encuesta anual de satisfacción con los operadores telefónicos, pudimos comprobar que, a mayor velocidad de descarga, más contentos estamos con la conexión a Internet. Y en esto seguramente tenga mucho que ver la decisión de operadores como Movistar, Orange, Jazztel, Vodafone, MásMóvil y Yoigo de duplicar la velocidad de conexión de su oferta en el último año.
Si nos fijamos en la tabla de arriba, vemos que las conexiones de menos de 10 Mbps obtienen un suspenso (40 puntos sobre 100), mientras que aquellas de entre 10-40 Mbps consiguen un aprobado, las de más de 40 Mbps alcanzan el notable y las de más de 300 Mbps logran 72 puntos sobre 100.

En cuanto al tema de los precios, vemos que necesitaríamos hacer un desembolso mínimo de 23,60 euros para la contratación de una conexión ADSL con 20 Mbps, mientras que para la de una de las velocidades más punteras comercializadas hasta la fecha (1 Gbps) tendríamos que pagar prácticamente el doble.
Ahora bien, es posible encontrar ofertas muy interesantes de entre 30-45 euros para velocidades de entre 100-600 Mbps de descarga como, por ejemplo: la de Lowi de 100 Mbps (29,95 euros + 70 euros de instalación) o la de MásMóvil de 600 Mbps (44,99 euros). Aun así, estas tarifas supondrían unos 76 euros más al año con respecto a la más económica de ADSL, algo que quizás convendría tener en cuenta antes de su contratación.

Otra opción sería recurrir a compañías más pequeñas que no están presentes a nivel nacional y cuyos precios son más competitivos. Algunas de estas empresas son Digi (Madrid, Guadalajara, Castellón, Almería y Zaragoza), Netllar (Asturias, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia y Andalucía) o PTV Telecom (Andalucía, Madrid y Valencia). No obstante, y si tienes intención de pasar de las grandes compañías, fíjate bien si estas otras prestan servicio en tu lugar de residencia.

¿Realmente necesitas tanto?

Desde OCU te recomendamos que no te dejes seducir por las ofertas más mediáticas, ni mucho menos pagues de más por algo que quizás no necesitas. Por norma general, la mayoría de los usuarios tenemos suficiente con una conexión de entre 30-100 Mbps.

Contrata con cabeza y teniendo en cuenta tu perfil, el número de personas que viven en tu hogar y el uso que vas a hacer de tu conexión. En cualquier caso, y si andas algo perdido con este tema, utiliza nuestro comparador de telecomunicaciones para encontrar la mejor tarifa para ti y empieza a ahorrar desde el minuto 0.

Fuente: ocu.org

Salir de la versión móvil