Un nadador británico y promotor de los Océanos de Naciones Unidas, Lewis Pugh ha nadado un kilómetro en las heladas aguas de la Antártida para concienciar al mundo de la protección que deben de tener los océanos ya que están en su gran mayoría desprotegidos.

La campaña «Antártida 2020» es el programa de protección de los mares de este continente y lo que Lewis quiere es que se declaren dos nuevas áreas marinas protegidas en la zona de la Antártida que ocupan 7 millones de kilómetros cuadrados.

Lewis tardó 17 minutos y 30 segundos en nadar en las cercanías de la isla Media Luna en el Mar Bellingshausen con una temperatura de cero grados en el agua.

Afirmó que el nado fue muy duro después de recuperarse de la hipotermia y que con 45 años era consciente de la importancia de proteger estos parajes y que la acción de Argentina y Chile son fundamentales ya que tienen roles muy importantes de protección para la Antártida.

Tienen que convencer a 23 naciones y a la Unión Europea para conseguir un respaldo a esta iniciativa / proyecto.

 

 

Comparte para ayudar a que la Antártida esté protegida