La inteligencia emocional es tan simple como entender y comprender los sentimientos de los demás, y esta capacidad no la tenemos todos o al menos no tan certera como los que sí la tienen.Las personas con esta cualidad no tienen miedo a los cambios, saben que cada uno de ellos es un nuevo reto y se saben adaptar bien. El miedo no les paraliza y son felices por ello.

Tienen una gran intuición hacia los movimientos corporales de la gente, saben identificar aquello que no confiesan con palabras. Se quieren a sí mismos, tienen mucha autoestima y les da igual las bromas o las críticas que los demás hagan de ellos.

Tienen un rico vocabulario y gracias a ellos se conocen a sí mismos y a su interior y saben como actuar en cada situación porque se interesan por los demás y les gusta ayudar.

Aprenden de los errores pero no se hunden en ellos porque no solucionan nada sino que a la próxima saben que lo deben hacer de otra manera. Y saben decir no cuando no quieren hacer algo.

Saben valorar lo que tienen y ser felices al igual que saben desconectar y apartar los problemas que en esos momentos no les sirven de nada.Saben vivir sin buscar la perfección.

 

Si eres una persona emocional comparte este artículo

Fotos de google