Al principo la gente que supo que iba a utilizar a su madre para su próximo trabajo se rió por lo gracioso que iba a ser, pero lo más hermoso fue el formar ese proyecto y el resultado final.

 

Su madre no comprende la magnitud de cómo esta serie de fotografías ha llegado al corazón de la gente por todo el mundo, pero este último trabajo ha dado la vuelta al mundo con un gran éxito.

Según palabras del propio Luciani «La realidad sucede detrás de la fachada, y precisamente lo que late en el interior es lo que somos en el exterior».

«Cuando hago un retrato siempre pido que el modelo se desmaquille. Lo que quiero es pintar o fotografiar lo que hay bajo la piel. Quiero ver el alma».

 

Gracias a este trabajo la relación de esta madre y este hijo se ha reforzado y trascendido a los límites de los roles tradicionales. Si quieres ver la obra completa pìncha aquí.

 

Comparte este arte con tus amigos