La testosterona es la causa de que la falta de sueño perjudique más a las mujeres que a los hombres. Las mujeres necesitan descansar más que ellos por el distinto funcionamiento del organismo.

La población femenina es la que se ve mayormente afectada por la diabetes, el estrés, la depresión, los problemas cardiovasculares y la alta presión sanguínea y son derivantes de la falta de sueño.

Las hormonas son la principal causa, dado que la testosterona se produce en mayor cantidad en el organismo masculino y previene a las células de la inflamación producida por esas horas de menos que pasamos en la cama.

Comparte si estás de acuerdo