Las soluciones para quitar la parte quemada de las tostadas sin raspar no es una tarea fácil, pero te ayudaremos con estás maneras a conseguir una tostada como nueva con su color dorado. Hay que tener un buen olfato para saber cuándo están listas o bien tener un temporizador con al menos 2 minutos que es el tiempo más o menos aceptable para conseguir una buena tostada.

Si por el contrario se quema más de lo debido, lo mejor para suavizar el sabor es untar mantequilla mientras la tostada siga caliente porque al deshacerse le quita el sabor.

Esta prohibido rascar la rebanada pero lo que si se puede hacer es rallarla con un rallador de queso de manera circular. Es una forma de no ensuciar mucho y de que la tostada se quede mejor.

Y la última opción es quitar los trozos quemados que suelen ser los de los bordes y comer el resto aunque la rebanada sea más pequeña.

 

Comparte esta manera de quitar el quemado