Los gatitos son adorables y estos subidos en su primer coche todavía más. Una camada de tres bebés está aprendiendo a conducir con tan sólo 4 semanas de vida. Y es que son tan adorables que no podrás dejar de verlos.

Recién nacidos ya tenían todas las comodidades: una casa bien calentita, una cama para dormir y una madre que los adora, los cuida y los protege.

De vez en cuando saltan del coche y empiezan a investigar por la casa mientras la dueña de los gatos se queda mirando como uno de ellos no ha querido salir del coche porque prefiere estar con su mamá.

Pero finalmente la madre se tiene que ir a controlar a sus demás gatitos y le deja solito.

Aquí tienes el vídeo. Morirás de amor.

 

Comparte si quisieras tener a estos adorables gatitos