Un cruce entre un pastor alemán y un husky siberiano da como resultado el Gerberian Shepsky que suelen ser populares en las familias ricas, que buscan un guardián guapo y atractivo, pero esto es algo cruel porque ese tipo de perros mezclados sufren mucho dolor ya que tienen problemas médicos y psicológicos y muchos de ellos son abandonados, enferman o mueren.

El Labradoodle es un cruce entre labrador y poodle y el primero que se creó porque querían dárselo a una mujer ciega y como su marido era alérgico al pelo decidieron mezclar las dos razas. Es un perro sociable e inteligente. Los labradores suelen sufrir problemas de cadera mientras que los poodle sufren de visión. Así que la mezcla sufre de las dos cosas.

Otro perrito de diseño es el Maltipoo que es un cruce entre un maltés y un poodle y está definido como la cosa más tierna y adorable que existe, pero por desgracia es propenso a desarrollar los problemas médicos que sufren su padres, se les colapsa la tráquea y les genera problemas de respiración.

El Goldendoodle también es una mezcla de poodle con un golden retriever y se considera un perro inteligente y con energía moderada.Esta raza de perros pueden desarrollar enfermedades como la displasia de la cadera, problemas de corazón o enfermedades oculares.

Y para acabar, el Pomsky es otro perro que ha causado polémica. Es un cruce entre un pomeranian, que mide aproximadamente 25 centímetros, y un husky siberiano, que mide aproximadamente 60 centímetros. Las diferencias de tamaño entre los perros es muy peligrosa por eso casi siempre se cruza un pomeranian varón con una husky hembra para evitar que la madre dé a luz a perros demasiado grandes para su cuerpo. Da mucha pena saber esto, pero nunca se sabe qué tamaño tendrán o cómo será su temperamento. Algunos pueden ser celosos o heredar problemas médicos como la displasia de la cadera, cataratas o dermatitis.

 

No se deberían hacer este tipo de mezclas

Fotos de gizmodo