Hay minicocinas repartidas por todo el mundo que al verlas pensarás que la tuya es lo suficientemente grande para hacer todo lo que quieras. Ya no sólo es vivir en una casa pequeña, sino que tu casa sólo tenga 2 metros cuadrados incluyendo el retrete y la cocina. ¿Te imaginas cómo pueden vivir estas personas? Por ejemplo las llamadas casas cubículo o casas ataúd en Hong Kong que no tienen más de dos metros cuadrados, donde un barreño es el fregadero y el altillo de la cama la despensa.

La familia Burger vive en el garaje de los padres de ella tras perder su casa y todas sus posesiones hace 8 años.

El espacio reducido de esta casa no asusta a nadie porque en Varsovia lo consideran una instalación artística. El escritor Edgar Keret y el arquitecto de la casa Jakub Szczrsny eligen a artistas para que se alojen en una casa que pese a lo reducida que es consigue tener todo lo esencial para vivir.

Esta casa de 5 metros y medio cuadrados les cuesta a esta madre y a su hijo 487 dólares al mes.

Dentro de lo que cabe esta habitación – cocina no está nada mal, el único inconveniente es que vale 1200 dólares en el centro de Seattle.

La Hong Kong Society for Community Organization denuncia los casos de personas que viven en situaciones muy precarias a estas.

Donde a veces tienen que convivir más de una persona.

Comparte los lugares donde vive la gente