Un niño muere porque en vez de llevarlo al médico, sus padres rezan para que se recupere. El niño estadounidense de siete años estaba enfermo desde hace semanas y los padres no habían llamado a emergencias para poder curar al niño porque según ellos no tenían buena relación con los médicos y en alguna ocasión habían tenido problemas.

El niño sufría una pancreatitis aguda y sepsis y a los padres no se les ocurrió otra cosa que dejarlo en casa con su hermano mayor y pasar todo el fin de semana fuera en una boda. Regresaron el domingo tras recibir una llamado del hijo mayor diciéndoles que el pequeño estaba letárgico y flojo. Al llegar en vez de llevarlo a un hospital, rezaron por él, lo bañaron y lo metieron en la cama para que durmiera.

Por las condiciones en las que el niño se encontraba, no tardó mucho en fallecer y los padres han sido acusados de negligencia y deberán comparecer ante los tribunales. La policía además afirma que se le había diagnosticado al pequeño previo a su enfermedad un síndrome de alcoholismo fetal y trastorno reactivo, de ahí los problemas con los médicos.

No dejes que estos padres queden inmudes de na negligencia así. Compártelo con tus amigos

 

Foto de pixabay y España diario