Estos felinos se han adueñado de las camas de estos pobres perretes dejándoles sin su zona de descanso. Hemos recopilado en un video las escenas más tronchantes. ¡Pobrecitos!