Esta bebida fresca se puede hacer de muchos sabores pero el ideal es la de té verde por su sabor cítrico y su frescura. Es muy sencillo elaborarlo y sólo necesitas cuatro ingredientes:

1 litro de Té Verde Sabor Cítrico que puedes encontrar en cualquier supermercado
1 pieza de limón
1/2 manojo de hoja de menta
1/2 cucharadita de semilla de anís molida

En tres pasos vas a tener la bebida perfecta y seguro que querrás beberla todos los días para refrescarte. Primero que todo mezcla el litro de té verde con el limón el manojo de menta y la cucharada de anís.

Cuando lo tengas bien removido refrigera de 2 a 3 horas y si lo prefieres granizado mételo en el congelador unas 5 horas. Sirve en vasos de tubo con hielos si lo has metido en el refrigerador y sin ellos si lo has metido en el congelador.

Refréscate la vida