Jugar con tu perro es muy recomendable sobretodo si pasa mucho tiempo solo dentro de casa. Hay muchos motivos para explicar el porqué de esta afirmación y una de ellas empieza por saber para qué sirve el juego para ellos. Sirve para liberarlos de energía, para que corran y se muevan, para que se sientan felices y queridos y para vivir sus pequeños momentos cuando salen a pasear.

Los perros utilizan la boca como instrumento principal para olfatear y distinguir objetos, además suele morder para identificar correctamente lo que está dentro de su boca. Para que no muerda muy duro ayúdale con objetos blanditos para que controle la fuerza.

Nunca vayas detrás de tu perro para quitarle su juguete, de esta manera le enseñarás a que te lo traiga él mismo. Si al hacerlo toma una conducta agresiva para automáticamente el juego y así le harás ver que de esa manera no se debe de jugar. No le hagas ver nunca que eres inferior a él, así podrás controlar los momentos agresivos o de dominación que tienen.

Los perros necesitan librear energía por eso es conveniente que los juegos se hagan fuera de casa para que tengan mucha más energía que liberar, saltando o corriendo. Si es un perro muy activo y le gusta un juego en concreto, intenta buscar otro que le motive para que varié cada día.

 

Comparte este post y juega más con tus mascotas

Fotos de Mis animales