El azúcar al ser dulce se piensa que le quita el amargor al café, pero es erróneo ya que realmente como se le quita el amargor es a base de sal. Esto viene a raíz de un estudio realizado por la revista Natura.

Los bebedores de café también lo han afirmado y es que la mejor manera de acabar con ese sabor extra fuerte en el paladar es añadiendo sal ya que sus iones de sodio suprimen el amargor y mejoran su sabor.

Lo más importante es saber dosificar la cantidad de sal porque si nos pasamos podríamos darle un sabor muy salado.  Este estudio viene a raíz de uno hecho previamente con el vino como conejillo de indias con el objetivo de quitarle el sabor tan fuerte de algunos tintos.

Prueba el café con sal