En una azafata de vuelo, en un piloto o copiloto recae la seguridad de muchas personas, por eso la preparación y el aprendizaje son muy importantes. Nadie puede abrir ninguna puerta y si a alguien se le ocurriera las azafatas deben informar en cabina para que haya un aterrizaje de emergencia y que el pasajero pase a disposición judicial.

Cuando se limpian los aviones se suele hacer con el mismo trapo y por eso la gran mayoría de los asientos traseros está completamente sucio. Así que ya sabes porque los aviones siempre están sucios, al menos algunos.

Muchos de los asistentes de vuelo cobran por horas dentro del avión pero el tiempo que invierten en embarcar y desembarcar no cuenta, Así como tamporco las lesiones producidas por equipaje ajeno.

Las azafatas son las únicas personas que pueden manipular la puerta de salida ya que son las responsables de la seguridad de los pasajeros.

Dios no quiera que pase pero si un pasajero fallece en mitad de un vuelo debe permanecer tapado en su asiento hasta el aterrizaje siempre y cuando el pasajero contiguo lo permita. En caso de que no lo hago se le proporcionará otro asiento en mejores condiciones.

Nunca te van a dejar bajar del avión antes de despegar por muy desesperado que estés. Eso haría que la compañía gastara mucho dinero.

 

Comparte esta curiosidad de los tripulantes de un avión

Fotos de esquire