Ambos sabían que la leucemía sólo era un bache y que era algo con lo que tenían que lidiar a diario, cada día más fuertes, más positivos tal y como lo exponían en sus redes sociales, pero la batalla tuvo que terminar y se llevó a una persona que consiguió movilizar a mucha gente.Polvo somos y en polvo nos convertiremos, pero no sin haber luchado hasta el final y Pablo lo hizo.

Su energía quedará siempre entre nosotros. La frase de Gabriel García Márquez resume tu lucha incansable. «He aprendido que el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada». Su novia Andrea quiso hacerle homenaje en su cuenta de Instagram diciéndole que siempre estarán juntos esté donde esté pase lo que pase, siempre en su corazón.

Siempre juntos ❤️✨#tattoo

Una publicación compartida de Andrea (@andrea_rocketyoga) el

Pablo reflexionaba a diario sobre la vida y es el legado que nos dejó: la lucha ante las adversidades. Las semillas que ha sembrado en su camino nos ha proporcionado valores que muy a menudo olvidamos. «La muerte forma parte de la vida por lo que no hay que temerla, sino amarla» es otro de los homenajes de Andrea en su cuenta, porque Pablo es algo más que un simple chico que no pudo terminar de soñar, es un símbolo de respeto y honestidad, de valor y fuerza, de creer en uno mismo y de que las cosas pueden cambiar. Demostró y declaró su amor hacia su novia amándola hasta en los momentos más duros de su vida y así ha terminado el homenaje de Andrea.

Una publicación compartida de Andrea (@andrea_rocketyoga) el

Pablo supo hallar el método de conseguir lo mejor dentro de una situación extrema. Gracias