Identificar el origen del miedo es el primer paso para superar la zoofobia: intenta centrarte en tus recuerdos y pregúntale a tus padres si de pequeño te pasó algo con algún animal. Si la respuesta es afirmativa ya sabrás de donde nace esa fobia, y sino es que son sentimientos que han nacido en tu interior y no sabes por qué.

Para superar tus miedos primero tienes que conocer a fondo cada uno de los animales que te producen ansiedad o miedo o asco. Si lo haces comprenderás muy bien de donde viene la actitud de cada uno y porque actuan de una manera u otra dependiendo las circunstancias. Llegar a entender eso implica conocerse mejor a uno mismo.

No hagas caso de lo que te diga la gente sobre los animales como por ejemplo: «Los rottweiler son agresivos, los pitbull son violentos» porque si les haces caso sólo conseguirás reforzar tus miedos. No todos los animales tienen que ser como dicen, si están bien educados no tienen porque ser agresivos.Cuando comprendas esto el siguiente paso es enfrentarte a ello.

Si tu fobia viene a raíz de una experiencia pasada intenta concienciarte de que eso fue algo que pasó y que no volverá a suceder. Si desconoces el origen es el momento de que lo superes porque no tiene sentido padecer un miedo que te domina si ni siquiera sabes de donde proviene.

Si pese a todo ello no consigues desprenderte de la fobia lo mejor será que vayas a un terapeuta para que te ayude.

 

Aprende a controlar tus miedos

 

Fotos de google