Los gatos Munchkin son muy tiernos y hay muchas razones por las que deberías barajar la opción de tener uno como mascota. Esta raza de gato es muy especial, particular y peculiar. No muchas personas tienen esta raza por eso te hará ser único si lo tienes.

Son gatos que observan demasiado. Se fijan en cada detalle de las cosas sobretodo de la comida. No intentan quitártela sino aprender de los pequeños detalles. Son gatos que no se asustan fácilmente y les gusta mucho investigar lo que esconden las habitaciones.

Son gatos muy tranquilos y para nada molestos. Si quieres sacarte una foto con ellos o simplemente hacerles una de lo adorables que son, no se moverán y estarán encantados de posar frente a una cámara.

Son muy tiernos y tienen las patas cortas por lo que saltar les resulta más difícil que a otros felinos. Si lo grabas mientras intenta hacer alguna acrobacia seguro que luego te mueres de amor por lo adorables que son.

Si los felinos de normal son muy independientes, los Munchkin son más dependientes y muy cariñosos por lo que te harán sentir querido y con necesidad de no dejarlo nunca solo. Esta raza es muy poco común pero si consigues adoptar a uno de estos pequeños, no te arrepentirás nunca.

Elige al gato Munchkin