Te ayudamos a organizarte mejor para que te puedas dedicar más tiempo aunque sólo sea para descansar. Pequeños trucos que te ahorrarán mucho tiempo. Si tus hijos quieren tostadas con queso fundido y no quieres encender el horno opta por doblar tu tostadora para poder colocar bien la rebanada de pan con queso y que no se pegue por los lados.

Cuando vayas a colgar un cuadro, antes de coger el clavo con los dedos y empezar a martillar, engánchalo con una pinza y así evitarás pegarte en los dedos.

A veces no tenemos nada para comer y lo único que hay son las sobras de la pizza de ayer, para mantenerla crujiente, métela en el microondas con un vaso de agua y limón y verás que estará como recién hecha.

Han ido tus amigos a casa y no tienes las cervezas frías. Un remedio infalible es enrollar las botellas con papel y meterlas en el congelador. En 15 minutos estarán super frías.

Para no perder nunca las llaves o cualquier objeto pequeño, hazle una carita sonriente a una pelota de tenis y córtale la boca por donde podrás meter el accesorio que desees.

Y por último; como entre tanto cable te puedes liar, lo mejor es coger los rollos acabados de papel y usar el cartón para ordenarlos.

Estas cosas te ayudarán un poco más con tu organización diaria y te harán la vida más fácil.

 

Comparte estas ideas con tus amigos para hacerles más cómodo el día a día.

Fotos de viralismo