Conducir por la ciudad en bici no debería ser peligroso. Se tiene que circular de manera prudente y prestando atención a las normas básicas de circulación. El tráfico es un peligro constante para los ciclistas o los motoristas puesto que al poder meterse por los huecos pueden provocar accidentes, no obstante estos conductores son los que están más atentos a la circulación. Los consejos básicos para ir por la ciudad en bici son:

Circular por el centro de del carril derecho y hacerte respetar, no se te ocurra ir arrimado a la acera porque los coches te adelantarán y podría ser peligroso o un coche aparcado puede abrir sus puertas y derribarte. También debes circular en línea recta y señalizar con los brazos tus movimientos para advertir a los vehículos que van por detrás.

Si circulas por la carretera debes hacerlo por el arcén de la derecha y que esté limpio, con una velocidad moderada y si circules por zonas peatonales hazlo a una velocidad similar a la de los viandantes, teniendo en cuenta la prioridad del peatón.

Especial importancia por la noche ya que te tienes que hacer ver con reflectantes, utiliza además la luz delantera blanca y la trasera roja. El sistema de alumbrado conviene que sea a pilas o de dinamos con acumulador, para que la luz no se apague. Y sobre todo ve protegido con casco y rodilleras.

Si cumples estas normas la circulación será más segura

Conduce con moderación

Fotos de Google