La decoración africana tiene muy arraigada la cultura étnica y natural del país y se pueden recrear estancias realmente hermosas con sus máscaras ceremoniales y sombreros juju con motivos de prosperidad y riqueza que representan la belleza de las aves.

Las figuras humanas con taparrabos, brazaletes, bastones de mano etc.. se usan para decorar las paredes, además de utilizar estampados tribales.

Su amplia gama de colores con tonos cromáticos propios de su tierra te atrapan en una estancia muy acogedora. Se utilizan materiales como la arcilla, mimbre, ratán o madera y las pieles o los huesos de animal son motivos decorativos muy abundantes.

Las alfombras Kilims combina el gusto y la comodidad ya que sus decorados son propios de las ciudades de Egipto, Túnez y Marruecos.

Crea tu propio estilo mezclando culturas

Fotos de Un hogar con mucho oficio