Si los niños cocinan contigo se les abre un mundo lleno de creatividad. Enseñando a tus hijos a cocinar o a compartir ese momento contigo es muy beneficioso para ellos porque les ayuda a potenciar su cerebro.  Hay ciertas cosas básicas que todo niño aprende cuando cocina con los padres. Es muy importante que sepan qué es lo que se va a cocinar y qué  origen tienen los alimentos. Esto se consigue yendo al mercado y enseñándoles cada puesto de qué es, como el pescado, la carne, la fruta y verdura.

No es necesario que te ayuden a colar la pasta, o a poner azúcar a la tarta, lo único que tienes que hacer es decirles que se fijen bien en cómo se hace todo para que de esta manera se sientan integrados y al probarlo y ver que está delicioso que se sientan orgullosos de haber participado.

Es bueno que prueben cada ingredientes para que aprendan a distinguir los alimentos unos de otros.

Gracias a estas técnicas los niños se sentirán integrados y a la vez les gustará todo tipo de comidas.

 

Empieza a cocinar con tus hijos, no te arrepentirás

Fotos de google