Si tomas café sólo por las mañanas no te pasará absolutamente nada pero si a lo largo del día te tomas 4 ó 5 el problema ya es más serio y puede afectar a tu salud más adelante. A veces el café puede producir nerviosismo o taquicardia y cuando llegues a esos extremos hay que tomar medidas serias y empezar a dejar de beber tanto café.

Tienes que mentalizarte de que lo puedes conseguir y de que el proceso será bastante largo pero al fin y al cabo beneficioso para ti. Calcula el dinero que te gastas al año en café y busca algo que te guste para sustituirlo.

Lee todo lo que puedas sobre la cafeína y libros que te ayuden a dejarla, igual que existen libros para dejar de fumar, también los hay para la cafeína. Eso te ayudará a entender mejor por qué debes hacerlo.

Aprovecha y bebe mucha agua y come mucha fruta, te ayudará con el antojo y la necesidad.

Cuando decidas realmente que quieres dejar el café sólo tienes que anotar el día y la hora y tener fuerza de voluntad para lograrlo. Una vez superada la adicción puedes probar a beber sólo una taza de café por la mañana.

 

Y tú ¿crees que puedes conseguirlo?